jueves, 10 de junio de 2010

Encuentran cerebro en la capilla Sixtina


Hace un tiempo os contábamos cómo una mujer había encontrado a la Virgen en su cerebro. Esto es algo parecido pero al revés.
Os contamos: Ian Suk y Rafael Tamargo, dos neurocirujanos de la Johns Hopkins University School of Medicine de Baltimore, Maryland (EE.UU.) observaron un día que en el cuello del Dios retratado en la
Capilla Sixtina (la del Vaticano, no la de Joanna Troy) había unas extrañas formaciones.
Pues bien, según ellos y cómo se puede apreciar en la imagen que acompaña este texto, lo que Dios tiene en su cuello es nada más y nada menos que
una sección de un cerebro. ¿Casualidad? Podría ser que no. Según los dos especialistas Miguel Ángel podría haber llenado su “magnum opus” de mensajes de ese tipo. Quizá el autor quería hacernos notar que realmente la divinidad está en nuestro cerebro.
Así en plan
“El Codigo Da Vinci” mezclado con la “Anatomía de Gray” (Y sí, he dicho “Gray”, no “Grey”).
Por supuesto el descubrimiento no está exento de polémica. Ya hay quien dice que, de haber sido expertos en verduras los que hubiesen hecho el descubrimiento, lo que está en el cuello de Dios sería un pimiento; o en el caso de que hubiesen sido meteorólogos estaríamos hablando de nubes.
A mí hoy me falta imaginación. ¿Qué véis vosotros y vosotras en el cuello del Altísimo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada